Utilizamos cookies para poder garantizarte la mejor experiencia durante tu visita OK | Más información
De viaje

Montaña, Bebé y Silla de ruedas. Misión posible.



Escrito por: Kity

Esta es la primera escapada de nosotros tres solos, Izaskun, Fran y yo. Este último año entre el embarazo y el nacimiento de Fran, nuestras salidas han sido poquitas pero ya estamos empezando a coger ritmo. Hace unas semanas estuvimos en una casa rural con amigos y este finde nos hemos escapado a la nieve para meterle a Fran en las venas el amor por el monte, el entorno donde yo me siento vivo.


Uno de los destinos de los que ya os he hablado varias veces es el Valle de Benasque, lo sé, pero no me canso de repetir destino. Hay lugares donde uno se siente como en casa y para mí éste es uno de ellos. Un valle sobrecogedor con paisajes que te dejan sin respiración, rincones únicos que conozco desde muchos años antes de moverme con silla de ruedas y que cada vez los veo diferentes, con algo nuevo, con nuevas sorpresas por descubrir.


Como siempre desde hace unos cuantos años, nos alojamos en HOTEL ANETO. Bajo mi punto de vista es el mejor hotel el valle y el que mejores condiciones de accesibilidad ofrece. El hotel es completamente accesible y tiene 3 habitaciones adaptadas con unas dimensiones increíbles. Esto era algo que antes valoraba muchísimo pero ahora, con Fran, es además un valor añadido.


¡¡¡Madre mía!!! La de espacio que necesitamos ahora jajajajajjaja. Con la llegada de Fran muchas cosas han cambiado, entre otras, la adquisición de utensilios que nos “roban” más espacio, os voy contando. Evidentemente un niño de su edad necesita moverse con sillita pero en nuestro caso que somos como las cabras montesas, además nos hemos hecho con un carro Crozeer para meternos casi por cualquier tipo de terreno. La verdad es que nos costó carete pero le estamos sacando muchísimo partido. Es un carro que se puede anclar a las bicicletas y nosotros lo estamos adaptado para anclarlo a mi silla para poder irme de paseo con él cuando me apetezca.


De momento lo lleva Izaskun y dice que es una de las mejores inversiones que hemos hecho porque podemos hacer casi cualquier tipo de paseo, piedras, nieve, agua…


Otra de las “herramientas” que también utilizo desde que soy padre es una mochila portabebés. Coloco a Fran en ella para que vaya seguro y a mi me quedan los brazos libres para seguir manejándome con la silla sin problemas. Creo que en algún otro post os he hablado de ello. Antes de que naciera Fran estuvimos probando muchas, en el mercado hay miles de ellas, pero finalmente me decanté por MANDUCA ya que es ergonómica para él y es con la que más cómodos estábamos tanto Izaskun como yo. No era la más barata pero sí la que nos pareció más adecuada y ahora puedo decir que fue una muy buena inversión porque la estamos utilizando mucho.


Yo por mi parte, estoy disfrutando más que nunca con mi BATEC  porque como ya os he comentado en alguna que otra ocasión, me permite convertir mi silla en una especie de todo terreno. Ahora además, me permite compartir una de mis grandes pasiones con mi hijo, transmitirle mi amor por la naturaleza, el respeto por el entorno. Quisiera que el día de mañana Fran sepa VIVIR y disfrutar del monte como yo lo he hecho toda mi vida y es algo que intentaré inculcarle.


Quisiera que mi hijo sepa disfrutar del monte como yo lo he hecho toda mi vida y se lo intento transmitir.


En esta ocasión acababa de caer una nevada importante en el valle y pensé que no podríamos pasear mucho pero la verdad es que no ha sido así. Desde el Hotel Aneto sale un paseo hacia Eriste, un pueblecito precioso donde se encuentra el Embalse de Linsoles, un lugar de esos que no puedes dejar de visitar si vienes por aquí. La primera parte del recorrido es de suelo asfaltado por lo que no hay problema para rodar. La última parte del itinerario el suelo es de tierra que habitualmente está prensada aunque hay algún tramo con piedra suelta (os recomiendo que lo hagáis acompañados porque habrá tramos en los que necesitaréis ayuda). En esta ocasión además había mucha nieve por lo que en este último tramo nos tuvimos que salir del camino habitual y hacerlo por carretera para poder rodar mejor. Pasados unos 500 metros por carretera llegamos al Pantano de Linsoles, en Eriste. Es uno de esos lugares en los que merece la pena pasar el día. Hay un recorrido muy chulo que bordea todo el pantano. Habitualmente se puede hacer con silla si vais con ayuda.Yo en esta ocasión no la necesité porque lo hice con la batec y ruedas all road y me pude meter por sitios que antes no había llegado sólo.  En este recorrido hay varias áreas recreativas y zonas con bancos a la orilla del pantano donde podréis disfrutar comiendo un bocata mientras veis las aves, patos  e incluso algún cisne, que habitan el pantano.


Si vais a Linsoles, justo antes del puente de acceso hay un pequeño bar restaurante “3 Picos” que es accesible y tienen baño más o menos adaptado que os puede venir bien. Ya sabéis que tengo cierta obsesión por encontrar baños adaptados allá


donde voy.


Por la tarde toca disfrutar del hotel. Siestecita, tarde de piscina viendo cómo Fran da sus primeros chapoteos. Comentar que el Hotel tiene una piscina climatizada acristalada con vistas a la montaña impresionante. Se puede acceder hasta allí con silla sin problema y la piscina está a cota cero pero no hay grúa. Si sois un poco mañosos os podréis bañar. Si lleváis ayuda lo podréis hacer sin problemas.


Causalmente coincidimos en el hotel con unas parejas con niños de Calahorra, mi pueblo y es que el mundo es un pañuelo. Quedamos con ellos para tomar una par de vinitos y cenar. Como además ellos también venían con niños, Fran estuvo encantado entre gente menuda y nosotros, la verdad es que también.


Ha sido un fin de semana tranquilo, de relax, dedicado a pasear, dormir, leer un poco y disfrutar de la charla con viajeros que encuentras por el camino. Cada viaje te abre nuevas puertas a conocer nuevos lugares, aunque antes los hayas visto siempre son diferentes, o a encontrar gente que conocías de vista pero con la que nunca hablaste. Viajar enriquece el espíritu y llena la mochila de vivencias que te hacen rico.


¡Ahhh! Se me olvidaba deciros que también nos hemos hecho con un carro para enganchar en el coche y meter ahí todos los “bártulos”, que ahora no son pocos. Éste es de segunda mano pero nos sirve de sobra para lo que nosotros necesitamos. Si tenéis peques, vais en silla y os gusta viajar un carro de este tipo puede ser de gran ayuda. Los hay a muy buen precio y te hacen un papelón.


¡¡¡Hasta el próximo viaje silleros!!!! Un abrazo rodante


Escrito por Kity.
Puedes ver más información sobre el viaje en Silleros Viajeros.



TAGS: Turismo accesible Huesca, hotel adaptado Benasque, Beñasque en silla de ruedas, accesibilidad Beñasque, Huesca accesible, habitación adaptada Benasque, hotel silla de ruedas Huesca




Equalitas Vitae no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección, ni del uso que pudiera hacerse de las mismas.

Boletín Equalitas
PUBLICIDAD:


Linked-In

YoutubeSuscribete a nuestro canal de youtube



Ganadores del III Concurso de AJER para Jóvenes Emprendedores y Empresarios en la Categoría de Responsabilidad Social

Ganadores de la XIII Edición de los Premios Bancaja Jóvenes Emprendedores en la Categoría de Empresas Sociales

Primer Finalista del Premio Dato de Oro a la empresa Solidaria Riojana

Equalitas Vitae.
Calle Bebricio, 19
Calahorra - LaRioja
Tfno. 941 14 80 79


Boletín Equalitas

Colaborador del año europeo de la discapacidad

Premios Bancaja Jóvenes emprendedores

I PREMIO DATO DE ORO, a la empresa solidaria riojana

European Network for Accessible Tourism