Utilizamos cookies para poder garantizarte la mejor experiencia durante tu visita OK | Más información
De viaje

MONTAR A CABALLO CON SILLA DE RUEDAS



Escrito por: Kity

La última vez que monté a caballo yo todavía andaba y nunca pensé que lo podría volver a hacer, pero gracias a la Fundación Don Caballo y la Agencia Catalana de Turismo, ha sido posible.

Las instalaciones y el personal son de quitarse el sombrero

Hace unos días tuvimos la suerte de conocer la Fundación Don Caballo, un centro donde se puede practicar hípica tradicional e hípica adaptada. Lo primero que tengo que decir es que tanto las instalaciones como el personal son de quitarse el sombrero. Es un lugar en el que llevan muchos años trabajando con personas con discapacidad y eso se nota.

Como veréis lo tienen todo estudiado. Rampa para ponernos a la misma altura del caballo, grúa para transferir de la silla, unos caballos entrenados para trabajar con personas con necesidades especiales y por encima de todo esto, un equipo humano único, profesional y conocedor como pocos de quienes somos y qué necesitamos. En este enlace tenéis más información de accesibilidad que os puede interesar.

Antes de empezar la actividad te preguntan por el tipo de discapacidad, problemas y necesidades que puedas tener. Esto es algo que de antemano ya me tranquilizó bastante. Disponen de equipamiento especial para posicionamiento como estas piezas de cojines de aire para evitar escaras. Vamos, que lo tienen todo o casi todo controlado.

Bueno, pues casi sin enterarme me vi sentado encima del caballo y oye, ni tan mal. Pensaba que me iba a sentir mas inseguro, pero fue una experiencia única. Primero por verme tan alto ¡Cómo cambia la perspectiva ! Y además por volver a hacer una actividad que nunca mas pensé que podría volver a realizar después de tantos años.

Todo el miedo inicial de, con mi falta de equilibrio ¿me mantendré encima del caballo?, ¿cómo me subirán al caballo?, ¿si pierdo el equilibrio que pasará?. Estos problemas se fueron solucionando poco a poco y de una manera muy sencilla, como os he ido contando.

El paseo en caballo resultó muchiiisimo más gratificante de lo que esperaba. Para dar el paseo, fui en todo momento acompañado de dos monitores que estuvieron pendientes de mi y del caballo para que todo fuera perfecto.

¿Qué


subidón!, ¿Cuándo repetimos?

Mientras estábamos montando, llegaron otros chicos con discapacidad con sus monitores y daba gusto verlos. ¡Cómo disfrutaban los chavales!(eran más jóvenes que nosotros) y con qué cariño y saber hacer les trataban los monitores. Es una experiencia para vivirla.

Después de semejante hazaña, mira que entra el apetito y como “no nos gusta nada comer y beber”, dimos cuenta de unas viandas en la cafetería restaurante de la Hípica. Por cierto, qué pinta tenía y qué bueno estaba todo, lo que nos comimos y lo que estaban preparando para otras mesas… (calços, carne asada, alcachofas asadas, etc)

¡Si es que me pierde el comer!

No os podéis imaginar qué a gusto comimos contando nuestras hazañas y disfrutando de los amigos.






Equalitas Vitae no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección, ni del uso que pudiera hacerse de las mismas.

Boletín Equalitas
PUBLICIDAD:


Linked-In

YoutubeSuscribete a nuestro canal de youtube



Ganadores del III Concurso de AJER para Jóvenes Emprendedores y Empresarios en la Categoría de Responsabilidad Social

Ganadores de la XIII Edición de los Premios Bancaja Jóvenes Emprendedores en la Categoría de Empresas Sociales

Primer Finalista del Premio Dato de Oro a la empresa Solidaria Riojana

Equalitas Vitae.
Calle Bebricio, 19
Calahorra - LaRioja
Tfno. 941 14 80 79


Boletín Equalitas

Colaborador del año europeo de la discapacidad

Premios Bancaja Jóvenes emprendedores

I PREMIO DATO DE ORO, a la empresa solidaria riojana

European Network for Accessible Tourism