Utilizamos cookies para poder garantizarte la mejor experiencia durante tu visita OK | Más información
Directorio

ACCESIBILIDAD EN VIAS VERDES DE TERUEL


Fundación de los Ferrocarriles Españoles

 
(Teruel)
MapaVer mapa de localización

Tfno:
Web www.viasverdes.com
viasverdes@ffe.es

acreditación tipo Ruta 
ACCESIBILIDAD EN  VIAS VERDES DE TERUEL

En Teruel hay en la actualidad 2 vías verdes con óptimas condiciones para el tránsito de todo tipo de usuarios, Vía Verde Ojos Negros II y Vía Verde Val de Zafán.

La adecuación de los antiguos recorridos del tren en vías verdes es una excelente opción para realizar cómodos paseos recorriendo entornos naturales y conociendo los parajes de las diferentes zonas de la geografía nacional.

Las imágenes e información aquí publicada ha sido recabada de la página web www.viasverdes.com donde se puede encontrar todos los detalles de los recorridos a realizar, datos de interés, fichas técnicas, historia y descripción de cada ruta.

imagen de Via verde Ojos Negros
imagen de Perfil Vía Verde de Ojos Negros II
imagen de Perfil Vía Verde del Val de Zafán
imagen de Via Verde Ojos Negros II. Vía verde accesible discapacitados Teruel
imagen de Via Verde Ojos Negros II. Vía verde accesible discapacitados Teruel
imagen de Via Verde Ojos Negros II. Vía verde accesible discapacitados Teruel
imagen de Via Verde Ojos Negros II. Vía verde accesible discapacitados Teruel
imagen de Vía Verde Val del Zafán: Vía verde accesible discapacitados Teruel
imagen de Vía Verde Val del Zafán: Vía verde accesible discapacitados Teruel.
imagen de Vía Verde Val del Zafán: Vía verde accesible discapacitados Teruel

Para ver la información de accesibilidad y otros servicios de ACCESIBILIDAD EN VIAS VERDES DE TERUEL, seleccione entre las diferentes opciones del siguiente listado:

VIA VERDE DEL VAL DE ZAFÁN

imagen de VIA VERDE DEL VAL DE ZAFÁN

Vía verde que transcurre por la Comarca del Matarraña. El itinerario empieza en la estación de Valdealgorfa (Teruel) y finaliza en la estación de Arnes-Lledó ( Teruel-Tarragona). La longitud del recorrido es de 33,6 km con un firme de tratamiento asfáltico que permite un cómodo tránsito a usuarios de silla de ruedas. En el medio natural se puede disfrutar de la vista de campos de cultivo de carácter mediterráneo de olivos, almendros y viñas. De especial importancia son los bosques de pinares y matorral así como los Valles del Matarraña y Algás. Desde la Vía verde se divisan los Puertos de Beceite.

Las comarcas aragonesas del Matarraña y del Bajo Aragón, que cada Semana Santa se atronan con severas tamborradas, hasta comienzos de la década de 1970 también sentían el sonoro paso de los trenes que unían la ribera del Ebro y el Mediterráneo por un camino alternativo al del ibérico río. Este itinerario, perdidos ya los trenes, ha sido acondicionado para disfrutar de unos parajes sorprendentes.

Nuestra ruta arranca en el la estación de Valdealgorfa de Valjunquera, aunque se puede continuar desde este punto hasta Alcañíz, capital de estas comarcas por el trazado original sin acondicionar como Vía Verde. Su tradicional caserío se acompaña de un edificio ferroviario de especial elegancia: una estación hecha al gusto del mudéjar aragonés.

Nuestro trazado tomará prestado por unos kilómetros el curso del Guadalope como aliado para tramar itinerario hacia la comarca de Matarraña.

Un espectacular viaducto y variostúneles nos franquean el paso por su feroz vega. La cuenca de la Val de Zafán reconduce la posterior ascensión, dentro de una vega escalonada con almendros, olivos y cercas, terreno agrestere y solitario.

RECORRIDO:
Km 0
Tras la estación de Valdealgorfa, la vía cruza un túnel de gran longitud y especial magia ya que, solo dos veces al año, sus dos kilómetros de rectísima galería son hoyados por la luz del amanecer en un fino, misterioso y efímero haz blanco.

Al otro lado del túnel la vía discurre por parajes solitarios, dejando la vega del río y surcando una densa pinada en pos de la vega del Matarraña. Dos estaciones, a luengas distancias de sus pueblos de referencia, jalonan nuestra ruta: Valjunquera, y Valdeltormo.

Km 10
Tras esta última y abandonada estación (como todas hasta ahora), la vía se precipita hacia el curso del Matarraña. El pinar envuelve completamente la traza del antiguo ferrocarril y entre cerradas curvas y a la sombra de túneles la vía verde sorprende al viajero con un ligero pero enorme viaducto sobre las aguas del Matarraña. Hemos tocado fondo en este punto y desde aquí, de nuevo entre cerrados y solitarios bosques, reiniciamos la ruta con un perfil de suave remontada. Antes de partir, disfrutemos en este elegante mirador de hormigón del calmo sonido de las aguas y de los pájaros de este encantador rincón (Km. 11,8).

Al poco llegamos a la antigua estación de Torre del Compte (Km. 12.4), trocada hoy en uno de los más sugerentes hoteles que un viajero de vías verdes pudiera encontrar. Dormir, comer o simplemente disfrutar del entorno es la irrechazable oferta de este oasis antes de iniciar la subida hacia la siguiente escala, Valderrobres. Tanto este pueblo como el de Torre del Compte quedan a cierta distancia de la vía (sobre todo el primero), siendo puntos de visita que, entre otros de esta fantástica comarca, merece la pena conocer como excursiones complementarias al recorrido por la vía verde.

Km 20
Los frutales que orlan el tramo de llegada a la estación de Valderrobles (Km. 21,3) nos anuncian la llegada a un despejado altiplano en el que los perfiles de nuestra vía se suavizan pero solo levemente, ya que frente a nosotros se levanta el impresionante murallón rocoso de las sierras de la Terra Alta, ya en la vecina provincia de Tarragona.

La estación de Cretas (Km. 23,6) será la última escala que nos regale esta ruta en tierras turolense.

Km 25
Desde aquí la vía inicia un suave descenso hacia el cauce del río Algars, límite natural entre tierras aragonesas y catalanas. Este cauce es cruzado por el Viaducto del Algars (Km. 29,4), viaductode hormigón de estilizadas líneas, muy parecido al del Matarraña. Para llegar, a la estación tarraconense de Arnés-Lledó (Km. 29,9)

Nuestro transcurso por la Vía Verde de la Val de Zafán finaliza aquí, pero no las opciones de ruta, ya que las Vía Verde de la Terra Alta y la Vía Verde del Baix Ebre nos permitiran continuar ruta 49 kms más hasta casi las misma orillas mediterráneas en Tortosa y el Delta del Ebro.


VIA VERDE OJOS NEGROS II

imagen de VIA VERDE OJOS NEGROS II

Esta vía verde une las Sierras de Gúdar y Javalambre con el Vallde de Jiloca. El recorrido que transcurre entre Barracas ( Castellón) y Santa Eulalia ( Teruel) tiene una longitud de 43 km. El firme es mixto en el que se combina el asfalto con la tierra compactada que permite un tránsito cómodo para usuarios de sillas de ruedas. En el recorrido se puede apreciar el bosque mediterráneo , pinares, robledales y sabinares, la Sierra del Toro, Javalambre y los valles del Alfambra y Jiloca.

RUTA:
Km 0
Aunque nuestra Vía Verde tenga su inicio “oficial” en el límite provincial entre Teruel y Castellón, ya que este punto se encuentra lejos de cualquier sitio recomendamos que la ruta se inicie en la inmediata localidad castellonense de Barracas, lugar donde, además, paran los trenes de RENFE. Desde aquí, gracias a la Vía Verde de Ojos Negros (I) , acondicionada por la Generalitat Valenciana desde Algimia hasta este límite provincial, podremos disfrutar de estos últimos kilómetros de Vía Verde acondicionada en tierras de Valencia. Situado nuestro “kilómetro 0” en la linde entre provincias, esta nueva Vía Verde aragonesa avanza como un excelente pasillo, adentrándose en estas tierras casi virginales al pie de Javalambre, gracias a las recientes obras de acondicionamiento llevadas a cabo por la Diputación General de Aragón.

La Vía Verde recién estrenada nos permitirá disfrutar de un cómodo paseo por unos parajes suavemente ondulados en los que la vía se entretiene en trazar curvas. En los km 1,8 y 3,1 de la ruta, la vía enfila el paso sobre los arroyos de la Jaquesa y el Chopo, para los que se construyeron sendos viaductos, casi clónicos, de 50 m de longitud que se conservan en perfecto estado.

Km 5
Tras el último, la traza se aproxima sinuosamente a las vías del tren en activo. Alcanzamos éstas junto a una abortada estación de ferrocarril, construida para atender el pujante tráfico de trenes mineros que Sierra Menera cedió a RENFE cuando cerró su ferrocarril. Este pequeño apartadero, denominado “Albentosa” habría permitido el cruce de unos trenes que, finalmente, nunca se detuvieron en este paraje. Sin más novedades, en el km 8,2 alcanzamos la estación de Albentosa (esta vez la del ferrocarril minero), situada a pocos metros de la de Rubielos de Mora (de Renfe). Aquí se inicia un tramo que conduce hacia uno de los parajes más fascinantes de esta ruta: el paso por el viaducto de Albentosa (km 12).

El barranco de Albentosa es un profundo tajo que un magro río ha tallado en las calizas de la zona. El ferrocarril de vía ancha se vio obligado a construir un espectacular viaducto. A su hermano pequeño, el ferrocarril minero, no le quedó más remedio que hacer lo mismos. De esta manera, se construyó un esbelto viaducto, de 7 arcos, que vuela a 50 m sobre el río durante 104 m. La parada en este viaducto es más que obligada: desde arriba, los altos chopos parecen de juguete y entre ellos culebrean las aguas del río Albentosa. Sobre nuestras cabezas se eleva el pueblo de Albentosa, vigilante sobre las dos vías y el barranco.

Viaductos y túneles :
Nuestra ruta prosigue en suave ascenso, afrontando otra larga galería: el túnel de Albentosa. Serán casi 400 los metros que recorramos en curva. El túnel fue aprovechado tras el cierre del ferrocarril para el cultivo de champiñones, práctica hoy abandonada.

Al otro lado del túnel, la vía prosigue hacia el noreste, buscando la proximidad de las otras vías hasta llegar a una nueva galería: el túnel de Sarrión. Esta obra, de 352 m, se desarrolla en recta. Hasta hace poco tiempo se podían apreciar en el suelo restos de centenares de sacos donde medraron toneladas de champiñones durante unos años.

A la salida, la vía se apresta a cruzar el barranco de los Judíos. De nuevo, un gran viaducto vuela a 17 m sobre el valle. Se cruzará el puente, prosiguiendo sobre la gran curva que traza la vía para acercarse, en el km 19, al casco urbano de Sarrión.

Km 19
Siempre hay una buena excusa para acercarnos al pueblo y pasear por su típico caserío. En un borde del casco urbano se levanta la estación de tren, otra oportunidad de acceso a la ruta desde cualquiera de los automotores de Regionales que tienen aquí parada.

Sarrión sirve de inicio a otro de los tramos más deliciosos del recorrido, con el aliciente, además, de su reciente acondicionamiento. Con estas noticias nos enfrentamos a un nuevo tramo que, a la salida del pueblo, enfila una larguísima recta que se interna en el paraje de la Dehesa, un espacio poblado por un virginal bosque mediterráneo, cuya calma sólo se altera con el fugaz paso de algún tren por la vecina vía. Curva tras curva, la vía gana altura alcanzando la vía “viva” junto a la masía –de enigmático nombre- de Tripa Azul.

Km 25
En este lugar, un inquietante paso superior permitía cruzar a los trenes mineros sobre los de vía ancha (km 25,8). Lo de “inquietante” viene por el mal estado del puente. De todas formas no será necesario aventurarse sobre sus oxidados hierros: 100 m más adelante se ve otro puente, de sólida piedra, que cruza fácilmente sobre el trazado de la línea de ADIF (antes de Renfe).

Una vez cruzadas las vías, ambas se emparejan desde este momento durante varios kilómetros. Rodeada de coníferas, la vía, con un buen firme, enfila en línea recta. Las obras de fábrica de ambos ferrocarriles, casi en paralelo, irán sucediéndose hasta que lleguemos a la abandonada y solitaria estación de Renfe del Pozo del Fraile (km 28,4).

Km 30
Pasada la estación, la Vía Verde avanza entre un bosque de gran atractivo donde encinas, coníferas y árboles de hoja caduca acompañan continuamente al viajero. Bajo esta foresta iremos hasta alcanzar, en unos 2 km, los apeaderos de La Parra (km 31,2). Desde estas venerables ruinas, la vía llega en breve a otro espectacular viaducto, en este caso sobre el barranco de Peñaflor, más conocido en estos predios como “Puente Chispo”. Las dimensiones son de nota: 22 metros de altura y 89 de longitud. El viaducto del ferrocarril minero es paralelo al de la línea de tren activo y de parecidas características, aunque como curiosidad cabe decir que, en este último, la parte central del viaducto fue volada durante la Guerra Civil, caso que sufrieron otras obras de fábricas de los gemelos ferrocarriles, trocados en objetivos militares dado su valor estratégico.

Pasado el viaducto, el trazado ferroviario se encontraba con uno de los problemas de continuidad más serios de todo el trazado. La ocupación de la plataforma por una planta de áridos impide continuar por la traza original. Por si estos no fuera suficiente, pasada esta instalación la traza se encuentra nuevamente invalidada por un vertedero y cegado un paso superior sobre la vía. Por todo ello, en este conflictivo punto habrá que bordear estas instalaciones por la derecha para posicionarse de nuevo en la traza unos metros más allá. Afortunadamente, las obras en la zona para el desdoblamiento de la carretera N234 en autovía han permitido también crear un trazado alternativo para la Vía Verde en todo este tramo que proporciona un tránsito seguro a los usuarios.

A la salida del citado paso superior, la vía reaparece hasta llegar a las gemelas estaciones de La Puebla de Valverde. Si queremos, podemos acercarnos hasta la agradable localidad que dio nombre a las estaciones. A ella podremos llegar fácilmente, siguiendo el casi abandonado trazado de la vieja carretera que arranca justo detrás de la gasolinera situada en esta zona, a pocos metros del corte. Para llegar desde el pueblo hasta la estación sólo hay que seguir la solitaria carretera de Camarena, arribando a la Vía Verde en apenas unos 1.500 m.

Las estaciones de La Puebla (km 33,7) son hoy un tranquilo lugar en el que hay muy poco movimiento aunque en tiempos llegó a existir hasta un hostal que atendía el paso de los viajeros. Lo más fácil para todos es acercarnos a La Puebla de Valverde, distante tan sólo 2 km de este lugar por la antigua carretera, y reposar de la primera mitad de tan larga travesía en esta histórica villa.

Trepando hacia Escandón
Pasada la estación, la vía fue sepultada por el trazado de una carretera. Esto nos obliga a cruzar la misma a nivel para seguir ruta hacia el puerto de Escandón. Aunque debidamente señalizada, conviene cruzar con mucha atención. El paisaje de monte bajo es el protagonista de este tramo así como el paso por algunas trincheras.

Km 38
En el km 38 nos iremos encontrando con un buen n úmero de pequeños puentes que superan varios barrancos, para encaminarnos ya en una larga recta hacia la subida del puerto de Escandón a través de un paisaje suave y alomado. El puerto se corona en el km 43, punto en el que veremos la estación de Puerto Escandón y los escasísimos restos de la estación de nuestro ferrocarril minero. Hasta no hace mucho tiempo, el pujante tráfico de trenes de mineral tenía un importante centro logístico en esta remota estación del puerto de Escandón, situada al final de una dura rampa que ascendía desde Teruel. Desaparecido este tráfico, la estación vive un lánguido devenir. En paralelo, los trenes de Sierra Menera tenían una estación que cumplía la misma misión: dar un respiro a los agotados trenes que, cargados de hierro, remontaban su propia rampa. Salvo los restos del foso donde daban la vuelta las locomotoras, nada queda ya de aquel animado nudo del ferrocarril minero.

Hasta aquí llegan las obras de acondicionamiento de la Diputación General de Aragón, siendo el Ministerio de Medio Ambiente el que ha llevado a cabo las obras de acondicionamiento desde el Puerto de Escandón hasta Santa Eulalia, inaugurados en marzo de 2008. Pronto tendréis más información de este nuevo tramo.







Boletín Equalitas
PUBLICIDAD:


Linked-In

YoutubeSuscribete a nuestro canal de youtube



Ganadores del III Concurso de AJER para Jóvenes Emprendedores y Empresarios en la Categoría de Responsabilidad Social

Ganadores de la XIII Edición de los Premios Bancaja Jóvenes Emprendedores en la Categoría de Empresas Sociales

Primer Finalista del Premio Dato de Oro a la empresa Solidaria Riojana

Equalitas Vitae.
Calle Bebricio, 19
Calahorra - LaRioja
Tfno. 941 14 80 79


Boletín Equalitas

Colaborador del año europeo de la discapacidad

Premios Bancaja Jóvenes emprendedores

I PREMIO DATO DE ORO, a la empresa solidaria riojana

European Network for Accessible Tourism