Utilizamos cookies para poder garantizarte la mejor experiencia durante tu visita OK | Más información
De viaje

Viaje a Italia con silla de ruedas



Escrito por: Sergio Lapeña

Viaje a Italia (septiembre 2007)

Llevo seis años en silla de ruedas y lo cierto es que en un principio si que pensé que la vida para mi iba a ser muy diferente. Que no iba a poder salir de copas, que ya no podría trabajar, que las chicas ya no me iban a mirar, en fin, cosas que me inquietaban cuando tenía 22 años.

Ahora, al echar la vista atrás, sonrió porque lo cierto es que LA VIDA si que cambia realmente pero como le cambia a cualquier persona, evidentemente, en mi situación con ciertas limitaciones, aunque intentas superarlas día tras día.

Esa superación me ha hecho ser una persona distinta, más realista y responsable y más amiga de mis amigos. Con ello he conseguido lo que pensé, tener una esposa, un hogar, un trabajo…y sigo haciendo las mismas cosas, de hecho hago cosas que antes nunca hacia.

A mi mujer y a mí nos encanta viajar y para nuestro aniversario de boda le sorprendí con un viaje a La Toscana, Italia. Por España hemos viajado bastante pero el turismo para nosotros, usuarios de sillas de ruedas, no tiene nada que ver. La verdad es que en España el turismo adaptado, respecto al resto de países europeos, deja bastante que desear. Mientras que aquí pocas cosas están adaptadas, ya que hay que preservar el patrimonio y no romper la estética, te cobran por todo o casi todo y para “facilitarnos “ aun mas no respetan las plazas para discapacitados. En Italia, es todo lo contario, está prácticamente todo el patrimonio adaptado por medio de rampas, montacargas y ascensores, y la entrada a los museos, monumentos, catedrales, etc… es gratis para el usuario de la silla y el acompañante sin necesidad de presentar papeles ni esperar molestas colas, igualmente los baños están bien adaptados y los respetan. Llevando la tarjeta de discapacitado en el coche, se puede circular por el centro histórico de las ciudades, ya que este sólo está reservado para circular taxis y residentes y no hay muchos problemas de aparcamiento ya que cerca de los principales monumentos hay plazas de minusválidos que no utiliza nadie que no tenga tarjeta porque automáticamente se lo lleva la grúa.

Embarcamos en Madrid, con la compañía Alitalia y como por un problema de espacio nos tocaba separados hablamos con una azafata y nos colocaron juntos en 1ª clase. Tras 2 horas de vuelo aterrizamos en el aeropuerto de Peretola en Florencia, desembarcamos, cogimos nuestras maletas y nos fuimos a por nuestro coche de alquiler que ya tenía reservado. Salimos del aeropuerto en nuestro golf automático que yo conducía, y después de una pequeña odisea que nos costó unas 2 horas y varias vueltas, logramos dar con nuestro hotel. La habitación que nos habían reservado no nos gusto mucho y nos cambiaron a otra mucho más grande sin coste alguno.

La semana la empleamos en conocer los pueblecitos que están cerca de Florencia y que por su enclave geográfico tienen un encanto muy especial debido a sus paisajes plagados de viñedos y cipreses.
Así pues estuvimos en Siena cuyo aspecto es aún muy parecido al que tenía en los siglos XIII y XIV. Su catedral, comenzada a mediados del siglo XII, es un representativo ejemplo de la arquitectura gótica italiana. En la Piazza del Campo, que tiene forma de abanico, se encuentra el Palazzo Pubblico o Ayuntamiento (siglo XIV) con su famoso Campanile. Es en esta plaza también donde se celebra la famosa carrera de caballos el Palio delle contrade, que tiene lugar habitualmente dos veces al año y en la cual, tanto jinete como caballo representan cada uno de los diecisiete distritos de la ciudad, las contrade.
Erigido en lo alto de las colinas de la Toscana, famoso principalmente por su arquitectura medieval y más especialmente por sus 14 torres, se encuentra San Gimignano, pueblo amurallado de origen medieval y considerado por la UNESCO como patrimonio cultural de la humanidad.
Próximo al anterior se haya otro pequeño pueblo medieval denominado Volterra.
Y para finalizar el recorrido por la Toscana no podíamos venirnos sin ir a una de las ciudades más representativas de la zona, Pisa, con su famosa Piazza dei Miracoli, declarada Patrimonio de la Humanidad, en donde está ubicada la torre inclinada de Pisa que por su estructura fue el único monumento al que no pude acceder.


A pesar de estar ubicada en otra región italiana, en la región de Véneto, decidimos ir a conocer una de las ciudades más románticas de Italia, Venecia. Es famosa en el mundo por sus canales, está construida en un archipiélago de 118 islas y alrededor de 150 canales. Las pocas islas están conectas por unos 400 puentes. Quizás esto fue lo que mas me llamo la atención y más me impresiono de todo el conjunto de la ciudad, aunque sin desmerecer, por su puesto a la plaza de San Marcos y a su famosa basílica. Sus canales componen un gran entramado a modo de calles que parten del Gran Canal, que es como una gran avenida por donde discurren multitud de embarcaciones, grandes y pequeñas, siendo estas últimas las conocidas góndolas. Son muy útiles los transportes colectivos o vaporetos. En la parte antigua del centro los únicos medios de desplazamiento son las embarcaciones y el caminar. Los vaporetos, nuestros autobuses urbanos, están adaptados y al ser discapacitado no te cobran por desplazarte de una isla a otra.
Los últimos días de nuestra estancia en Italia los dedicamos, aparte para descansar, para conocer la capital de la Toscana, Florencia, cuna donde se desarrolló el Renacimiento desde finales del siglo XIV en adelante. Es la ciudad del mundo que posee más obras


pictóricas y arquitectónicas del Renacimiento. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982. Algunos de los monumentos más representativos de la ciudad son la catedral (o duomo en italiano) consagrada a Santa María del Fiore que se encuentra en pleno casco antiguo de la ciudad. El Ponte Vecchio (en castellano, puente viejo) es el puente más conocido y antiguo de Florencia. El palacio Vecchio es la sede del ayuntamiento de Florencia, finalizado en 1322, y aún mantiene su función original. Es famoso por su alto campanario. Y la Galería de los Uffizi emplazado en el palacio de oficinas para la administración toscana, ahora es el primer museo de Italia y del mundo en lo referente a pintura renacentista.

Después de una semana repleta de actividades, en la que conocimos un poquito mejor no sólo la historia y el arte de una región llena de magia, de unos pueblos que olían a piedra, a sol y a hierba, de sus gentes, alegres y cercanas, sino también una visión totalmente distinta y más humana de aquellos que, por nuestra situación personal, debemos ir en una silla de ruedas y que aquí en nuestro país por desgracia aun no existe. Con emociones encontradas en mi interior debido a recuerdos anteriores, a momentos ya vividos, debido a que por motivos de mi anterior trabajo pasaba largas estancias en este país y en esta zona, no sin pena, cogimos el avión que nos traía de vuelta no solo a nuestro país y a nuestro hogar, sino también a la realidad, una realidad llena de obstáculos que hay que salvar día tras día y que por suerte yo, por ahora, es lo que voy intentando, al menos, y esa es en definitiva, y como dice un” eslogan que circula por ahí, la chispa de la vida.”

Sergio Lapeña Jiménez







TAGS: turismo accesible en Italia, accesibilidad en La Toscana, la toscana en silla de ruedas, hotel accesible en La Toscana, habitación adaptada en La Toscana, Florencia en silla de ruedas, accesibilidad Florencia




Equalitas Vitae no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección, ni del uso que pudiera hacerse de las mismas.

Boletín Equalitas
PUBLICIDAD:


Linked-In

YoutubeSuscribete a nuestro canal de youtube



Ganadores del III Concurso de AJER para Jóvenes Emprendedores y Empresarios en la Categoría de Responsabilidad Social

Ganadores de la XIII Edición de los Premios Bancaja Jóvenes Emprendedores en la Categoría de Empresas Sociales

Primer Finalista del Premio Dato de Oro a la empresa Solidaria Riojana

Equalitas Vitae.
Calle Bebricio, 19
Calahorra - LaRioja
Tfno. 941 14 80 79


Boletín Equalitas

Colaborador del año europeo de la discapacidad

Premios Bancaja Jóvenes emprendedores

I PREMIO DATO DE ORO, a la empresa solidaria riojana

European Network for Accessible Tourism